"Ojo por ojo y nos quedamos todos ciegos".- Gandhi

Hoy me preguntaron si me gusta "esa onda literaria", Sí, dije. Ahí acabó el tema. Propongo ahora que todo sea así, sin puntos medios. El gris no tiene nada de malo, hasta que se traiciona, se vuelve un exceso y pasa a negro, o se desgasta y se vuelve blanco. Asesinémonos con un disparo limpio desde un absoluto a otro, sin espacio a las dudas (ni dudas de espacio). La certeza siempre está ahí, bajo un montón de grises. 

montón

y es que a veces uno no necesita los grandes momentos / si no / los cotidianos / porque de esos estamos hechos / y la vida 
que a quien quieres no te quiera a ti 
nunca es tan malo como que sí, te quiera, pero
no lo suficiente